¿Cómo cumplir mis propósitos de año nuevo?

Escrito por el 08/01/2019

¿Cómo están? Ya arrancamos un nuevo año con muchos propósitos que cumplir, entre ellos podemos mencionar el bajar de peso, dejar de fumar, ir al gimnasio, encontrar trabajo, leer más y ahorrar más dinero, como los más comunes.
El problema no es querer todas esas cosas buenas o positivas para ti; el problema es que toda esa motivación que llevas expira en febrero, renuncias y vuelves a tus viejos hábitos de toda la vida.
  • El 25% no logran sus propósitos ni siquiera durante la primera semana de enero
  • El 77%  renuncia después de la primera semana
  • El 40% renuncia luego de 6 meses
  • Solo el 8% cumple durante todo el año
Les propongo que nuestro propósito de año nuevo sea «Lograr los propósitos acumulados de años anteriores”
El objetivo ahora es pensar en tus nuevos propósitos, metas a corto plazo y empezar de lo poco a lo mucho. Lo mismo que les he comentado en la pérdida de peso, no se logra de la noche a la mañana. Si tú ya tienes tus propósitos, puedes darte cuenta que la mayoría se tratan de hábitos a cambiar o hábitos saludables a incorporar, debo felicitarte porque el primer paso es reconocer lo negativo para modificarlo.
Top 10 de propósitos de Año Nuevo:
  1. Tener tiempo para hacer ejercicio
  2. Dejar de fumar
  3. Aprender algo nuevo
  4. Perder peso y hacer dieta
  5. Comer saludable
  6. Salir de las deudas y ahorrar dinero
  7. Pasar más tiempo con la familia
  8. Viajar a nuevos lugares
  9. Sentir menos estrés
  10. Beber menos

Aquí viene la parte interesante: durante el mes de enero, los gimnasios a nivel mundial, registran hasta un 70% más de inscripciones que en el resto del año. pero, el 90% de estos nuevos usuarios desertan durante el mes de marzo. Es decir que, solo el 10% cumple el propósito de hacer ejercicio y más de la mitad renuncia a los pocos meses. Y según un estudio científico, las personas renuncian a sus propósitos de año nuevo debido a la falta de autocontrol, el exceso de estrés y las emociones negativas.

Pero todo esto resulta ser consecuencia más que la causa, es decir, propón retos que te motiven día día y no lo veas como inicio el lunes o el primer día de cada mes. Procura que tus metas no sean muy ambiciosas y aunque tú piensas que puedes lograrlo, en realidad son metas extremadamente difíciles.

El agobio de ver lo difícil que se vuelve sobre el tiempo cumplir tu meta, te obliga a renunciar y volver a tu rutina de toda la vida. Además, es muy difícil mantener metas tan ambiciosas durante todo el año. La motivación inicial disminuye conforme pasa el tiempo y tu fuerza de voluntad no es suficiente para continuar con este gran propósito.

Tu motivación es muy alta al inicio del año, pero conforme pasan los meses, esta motivación disminuye. En ese momento aparecen algunas excusas que tratan de explicar porque renuncias a tu propósito: falta de tiempo, estrés, falta de autocontrol o falta de fuerza de voluntad…

Cuando se acerca nuevamente la víspera de año nuevo, tu ilusión por cambiar y retomar el propósito olvidado aumenta y el ciclo se repite nuevamente vivimos en una sociedad en la que más es mejor. Pero cuando se trata de metas, menos es la respuesta correcta, ya que solemos tener muchos propósitos que cumplir en tu día a día, y esto te genera estrés innecesario, lo que contribuye a que fracases con todas las metas que te propusiste.

Un punto muy importante, es que los propósitos de año nuevo son en realidad hábitos, para lograr construir un nuevo hábito en tu vida, es necesario tomar decisiones conscientes a lo largo del tiempo.

El problema es que la toma de decisiones agota tu energía mental, que en realidad se trata de tu fuerza de voluntad. Cuando tu energía mental está agotada, tu autocontrol o fuerza de voluntad también disminuye.  Lo que ocasiona que tus decisiones sean incorrectas, además una meta sólo te dice “qué hacer” pero no te dice “cómo lograrlo“, no te da el paso a paso para lograrlo en el plano diario, que es lo más importante.

Necesitas tener una meta pero, también construir un sistema que te ayude a ser constante para lograrla, sobre todo cuando tus propósitos de año nuevo son hábitos que quieres incorporar, que es lo que ocurre los primeros meses del año, al no ver los resultados “esperados”, renuncias y sientes una especie de fracaso incluso si efectivamente obtuviste un avance.

Todo lo anterior, también  puede ocasionar que intentes buscar soluciones rápidas, pero temo decirte que son temporales.

Estos son solo algunos de los errores que probablemente estás cometiendo cuando no tienes un sistema efectivo que te guíe:
  • Pospones el tomar acción
  • Despiertas el miedo al cambio
  • Debilitas tu autoestima por fracasar

Pero, no te preocupes, la buena noticia es que estás a tiempo de cumplir con tus propósitos y ser parte de esa minoría que logra sus metas.

¿Qué tienes que hacer para lograr tus propósitos?

¡Espera! Antes de todo te recomiendo que antes de empezar hagas aquí un pequeño ejercicio de reflexión sobre el año anterior, ya que será de gran utilidad para impulsarte a lograr tus propósitos actuales.

  • Empieza con un solo propósito a la vez
  • Escríbelo en un papel
  • Convierte tu propósito en una acción muy fácil de lograr
  • Haz un plan
  • Convierte esa acción en algo aún más simple y fácil de lograr
  • Empieza hoy mismo y se constante
  • No te rindas, aunque falles
¡Te deseo mucho éxito en cualquier meta que te propongas! Y si se trata de tu salud o composición corporal te espero en consulta. Agenda HOY

Facebook

Instagram

Twitter


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist